imagen-servicios

Nuestros servicios

imagen
Dr. Kenny Moreira
Realizó sus estudios de especialidad en la Universidad de Ciencias Médicas de la habana (Cuba).
ofrece una experiencia de mas de 7 años como Cirujano Maxilofacial, laborando en la actualidad en el Ministerio de salud publica en el Hospital Rodriguez Zambrano, Manta. También como Docente de la cátedra de "Cirugía" en la Facultad de Odontología de la Universidad Laica "Eloy Alfaro" de Manabí
Especialidad que incluye el diagnóstico y tratamiento de las patologías quirúrgicas bucomaxilofaciales, tumores, quistes de los maxilares y deformidades maxilofaciales debidas a malposiciones dentarias y alteraciones congénitas que repercuten en la función y estética facial

¿QUÉ ES UN DIENTE IMPACTADO?

Se denomina diente impactado a una pieza dental que queda bloqueada a medio camino de su erupción. Existen tipos de impactación, puede darse que la pieza se encuentre por completo dentro de la encía o que una parte de ella ya haya conseguido romper el tejido gingival. Las muelas del juicio suelen ser los dientes con más prevalencia en cuanto a esta alteración.
Las muelas del juicio o terceros molares tiende a erupcionar entre los 17 y los 21 años, aunque no hay una edad límite para su erupción. Pero en ocasiones se pueden quedar impactados porque no hay espacio suficiente para su erupción, aunque también es frecuente que el problema ocurra porque erupcionan de lado o están inclinadas. Tener la presencia de un diente impactado puede que no genere ningún tipo de dolor.
Sin embargo, hay ocasiones en los que el diente impactado erupciona parcialmente, el tejido blando puede infectarse de manera fácil produciendo inflamación e irritación.
Cuando se da esta situación entonces se produce dolor y las molestias pueden aparecer en los dientes próximos, en el oído o el mismo lado de la cara.

SÍNTOMAS DEL DIENTE IMPACTADO

  • Halitosis (mal aliento).
  • Problemas para abrir la boca (ocasionalmente).
  • Dolor o sensibilidad en las encías y/o mandíbula.
  • Dolor de cabeza.
  • Hinchazón, e inflamación de las encías volviéndose de color rojo, alrededor del diente impactado.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, no siempre es un síntoma.
  • Sabor desagradable.
  • Espacio visible donde no erupcionó el diente.
  • CAUSAS DEL DIENTE IMPACTADO

    Los dientes comienzan a erupciones a través de las encías durante la lactancia y de nuevo cuando los dientes permanentes reemplazan a los primeros dientes (dientes temporales).
    Un diente impactado permanece emergido en el tejido blando de la encía o en el hueso por diversas razones. Puede ser que el área esté simplemente apiñada y no haya espacio para que los dientes puedan erupcionar. Un ejemplo sería cuando uno de los maxilares son demasiado pequeños para alojar los molares. Los dientes también pueden inclinarse, torcerse o desplazarse cuando tratan de erupcionar lo cual ocasiona los dientes impactados.
    Las muelas del juicio impactadas son muy comunes y a menudo no presentan dolor. Sin embargo, algunos profesionales creen que un diente impactado empuja al diente más próximo, que a su vez empuja al siguiente, produciendo finalmente una mala alineación en la mordida. Un diente que emerge parcialmente puede atrapar comida, placa en el tejido blando a su alrededor, llevando a que se presente inflamación y sensibilidad de las encías, al igual que olor desagradable en la boca. Esto se denomina pericoronitis.

    TRATAMIENTO DE LOS DIENTES IMPACTADOS

    Cabe la posibilidad que no haga falta ningún tratamiento si el diente impactado no está causando ningún problema. Los analgésicos se pueden tomar si el diente impactado esta causando molestias. Los enjuagues bucales con agua tibia con sal puede aliviar las encías. La extracción del diente es el tratamiento de elección para un diente impactado. Se puede administrar una pauta antibiótica antes de la extracción si el diente está infectado.

    ¿QUÉ SON LOS IMPLANTES DENTALES?

    Son tornillos de titanio que se colocan en los maxilares y que actúan como raíz artificial para sostener posteriormente dientes artificiales. Sirven para reemplazar uno o varios dientes según sea su caso.

    ¿CÓMO ES LA INSTALACIÓN DE LOS IMPLANTES?

    Se realiza en dos etapas. La duración total del proceso es de 2 a 6 meses, o más, según el caso clínico. El implante dental propiamente dicho, se instala en el maxilar, bajo anestesia local y luego se debe esperar algunos meses hasta que se fije al hueso. En una segunda etapa, finalizada la cicatrización, se coloca el perno, para posteriormente instalar la corona artificial. En caso de ausencia múltiple de dientes, se puede instalar lo que se llama prótesis implanto-soportada, que son varios dientes, soportados por algunos implantes Algunas situaciones requieren un aumento de hueso antes o durante la instalación de los implantes.

    ¿QUÉ SE MANEJA EL POST-OPERATORIO TRAS LA COLOCACIÓN DE LOS IMPLANTES DENTALES?

    En la mayoría de los casos se prescriben analgésicos y antibióticos, lo que disminuye las molestias. A pesar de todo, pueden existir algunas características que se consideran esperables:
  • Hematoma
  • Edema moderado
  • Ligera molestia en el lugar del implante
  • Mínimo sangrado
  • Existen situaciones en las cuales se recomienda no utilizar la prótesis por un período de tiempo. Se aconseja consumir alimentos blandos y fríos de 5 a 7 días. La higiene debe ser la normal, nunca suprimirla, muchas veces se refuerza con colutorios. Se debe controlar la herida y retirar los puntos entre el día 7 y 10.

    ¿CUÁNTO DURAN LOS IMPLANTES?

    Considerando los tratamientos odontológicos existentes, los implantes dentales son los más duraderos. La tasa de éxito a 10 años es mayor al 95% si se instalan correctamente, si la higiene es correcta y si se realizan los controles correspondientes.

    ¿EXISTEN CONTRAINDICACIONES PARA COLOCARSE UN IMPLANTE DENTAL?

    No existen registros de personas que sean alérgicas al titanio, sin embargo los pacientes de manejo complicado son todos aquellos con enfermedades crónicas debilitantes no controladas como diabete.

    ¿EXISTE POSIBILIDAD DE RECHAZO A UN IMPLANTE DENTAL?

    No. No existe ningún caso descrito de alergia al titanio, por lo que no puede existir un rechazo propiamente dicho.
    Si. puede ocurrir que un implante no se integre correctamente al hueso.. El porcentaje de éxito en la actualidad es del 95% y, en la mayoría de los casos, si un implante no se integra, se puede sustituir por otro solventando así el problema.

    ¿QUÉ ES LA BICHECTOMÍA?

    La bichectomia es un procedimiento quirurgico que consiste en la resección del exceso de bolas grasa de Bichat. Estas se encuentran en todos las personas entre el músculo masetero y el músculo bucinador, en el sector medio de las mejillas a ambos lados de la cara. En algunas personas están aumentadas de tamaño o por características de su rostro se visualizan mucho mas. Como resultado de la operación de cachetes se afina la mejilla logrando resaltar la imagen de los pómulos, y definir el reborde mandibular. A la pregunta de cómo pueden bajar los cachetes, muchas veces corresponde que el médico verifique si es un caso apto para realizar una bichectomía. Este efecto de adelgazamiento de la cara no solamente es visual, sino que tiene que ver con la reducción de las mejillas.

    ¿EN QUE CASOS ESTA INDICADA LA BICHECTOMÍA?

  • Cuando el rostro muestra una redondez excesiva que no mejora cuando se baja de peso
  • Cuando se desea resaltar o marcar mas los pómulos
  • cuando la persona se pregunta como reducir los cachetes y sus bolas de bichat son grandes
  • Cuando se busca dar al rostro un aspecto más juvenil
  • Cuando las bolsas de grasa de las mejillas dan una apariencia de sobrepeso sin tenerlo
  • ¿COMO ES EL POST-OPERATORIO DE UNA BICHECTOMÍA?

    - La cirugia es ambulatoria pudiendo retirarse la clínica no bien termina la cirugia.
    - Se solicita solo 24 horas de reposo y al otro dia puede reanudar su tarea social y laboral.
    - Durante una semana debe evitar alimentos duros o crocantes.
    - Durante 7 a 15 dias debe evitar realizar ejercicios extenuantes.

    ¿LOS RESULTADOS DE UNA BICHECTOMÍA SE VEN ENSEGUIDA?

    No, dado que habrá edema y hematoma postoperatorio. Recién al mes la zona se desematiza y se puede apreciar el resultado de la cirugia dando como resultado un real adelgazamiento de cara por reducción de mejillas.

    ¿EN QUÉ CONSISTE LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA?

    La cirugía ortognática es una intervención quirúrgica que se realiza en la especialidad de Cirugía Oral y Maxilofacial con el objetivo restablecer las dimensiones, proporciones y funcionalidad correctas del macizo facial armonizando así las relaciones que tienen que haber entre el maxilar y la mandíbula.

    ¿CUÁNDO SE DEBE REALIZAR LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA?

    La cirugía ortognática está indicada para todos los pacientes que presentan un desequilibrio en las dimensiones de los maxilares, de forma leve o pronunciada.
    Los casos más frecuentes en los que se realiza esta intervención quirúrgica son:

      Maxilar Inferior (mandíbula) Retrasado (Clase II): En este caso, la mandíbula del paciente no ha crecido lo suficiente respeto al maxilar superior y, de consecuencia, los dientes inferiores no llegan a contactar con los superiores, produciendo un problema funcional muy importante.

      Maxilar Inferior (mandíbula) Retrasado (Clase II): Aquí la mandíbula del paciente ha crecido más que el maxilar superior,por lo que los dientes inferiores están por delante de los superiores, produciendo un grave problema funcional y estético.

      Asimetría mandibular: En este caso el paciente padece de ronquera nocturna porque tienen una mandíbula muy pequeña y, de consecuencia, la lengua no deja espacio por la entrada y la salida del aire en la respiración nocturna.

      Mordida abierta: Pacientes con una deformación donde los dientes anteriores superiores (palas y caninos) tienen un ángulo adelantado, por lo que no contactan con los de abajo. En este caso el paciente ni siquiera puede morder alimentos.

      Sonrisa gingival: Es cuando el paciente, al sonreír, expone de manera exagerada la encía de maxilar superior, debido a un exceso de crecimiento del hueso maxilar.


    BENEFICIOS DE LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA

    El principal beneficio de la cirugía ortognática y, el más importante, es que todos los pacientes vuelven a ocluir con todos sus dientes de forma estable y ordenada. Otro beneficio es el estético, pues mediante esta intervención se consigue armonizar las líneas de perfil y cara que antes estaban descompensadas y/o anómalas.

    RIESGOS DE LA CIRUGÍA ORTOGNÁTICA

    En la región facial discurren multitud de estructuras nerviosas que se pueden lesionar durante este tipo de cirugía. Sin embargo, estas complicaciones son poco frecuentes aunque se deben explicar al paciente.

    ¿QUÉ ES UN QUISTE ODONTOGÉNICO?

    Un quiste odontogénico es una cavidad anormal con contenido (líquido, células, aire o una combinación), por lo que los quistes odontogénicos en concreto son unas lesiones de este tipo que en el complejo maxilar-mandíbula.
    Se trata de quistes benignos que tienen dos naturalezas de formación y que pueden originarse por culpa de los restos epiteliales odontogénicos que se quedan enganchados en los huesos en el momento en que se desarrollan los dientes.
    Técnicamente se llaman quistes porqué son cavidades cubiertas por epitelio y restos odontogénicos, porqué aparecen en los tejidos que forman los dientes; son uno de los distintos tipos de quistes de los maxilares.

    Los quistes odontogénicos no presentan síntomas previos y pueden descubrirse a través de imágenes radiolúcidas en exámenes radiológicos de prevención o rutina. En la mayoría de los casos, este tipo de lesión crece lentamente, pudiendo llegar a perforar las corticales óseas y produciendo crepitación al palpar la zona. En los casos más graves, puede crecer de forma desmesurada y provocar una asimetría facial.


    TIPOS Y CARACTERÍSTICAS

    Podemos diferenciar dos grupos generales de quistes odontogénicos:

      Quistes de desarrollo

      1. Quistes gingivales de la infancia: Estos quistes, que también se conocen como perlas de Epstein, miden unos 2 o 3 mm y se repiten espontáneamente antes de los tres meses de un recién nacido. Suelen aparecer en el paladar.
      2. Quistes gingivales del adulto: Son pequeños quistes de los tejidos blandos que aparecen en las regiones bucal y labial, especialmente en la mandíbula, por los caninos y premolares, en torno a los 60 años de edad.
      3. Quiste dentígero, folicular: Este tipo de quiste rodea la corona dental, no creciendo en posición intraósea. Su localización suele darse entre los terceros molares maxilares y los segundos premolares mandibulares, y es más común en jóvenes entre 20 y 30 años.
      4. Queratoquistes orontogénicos: Esta es una de las variedades primordiales por su importancia, ya que tiene complicaciones clínicas y pronósticas. Puede aparecer tanto por la lámina dental como por sus restos. Suele aparecer más en varones, en la zona mandibular.
      5. Quistes de erupción: Son desarrollados sobre el tejido blando, en la corona del tejido de erupción. Hacen su aparición principalmente en jóvenes de 10 a 20 años, y tienen tendencia a ser pasajeros. Aparecen como una hinchazón blanquecina con tonos azulados.
      6. Quiste odontogénico glandular: Es un quiste poco frecuente, que aparece en la mandíbula, pudiendo llegar a afectar a todo el cuerpo mandibular o sólo a una pequeña parte del mismo. Son reconocidas como localmente agresivas y recurren tras la enucleación.
      7. Quiste periodontal lateral: sitúa en el lateral de la raíz de un diente erupcionado, cuyo pico máximo de aparición es entre los 40 y los 70 años, aunque puede hacerlo a cualquier edad. Como muchos otros, suele encontrarse gracias a una radiografía y está revestido por epíteto no queratinizado con engrosamiento en placa.

      Quistes de inflamatorios

      1. Quiste radicular: Es el quiste odontogénico más frecuente. Puede situarse en el ápide radicular, lateralmente a la raíz de los dientes o quedarse en el tejido óseo tras la extracción dentaria sin ser descubierto. Pueden provocar una exacerbación aguda del proceso inflamatorio y producir un absceso dental, celulitis o una fístula.
      2. Quiste paradental: Clínicamente se localiza en la superficie distal y superficie mesial, y en el 87% de los casos aparece en hombres de unos 30 años de edad.

    Aunque todos estos quistes no suelen ser tumorales, es importante prestarles atención para que no causen problemas mayores. Como siempre recordamos, las revisiones periódicas al dentista pueden prevenir y localizar a tiempo problemas que con el tiempo pueden llegar a ser mucho más perjudiciales para la salud.


    TRATAMIENTO DE LOS QUISTES ODONTOGÉNICOS

    El tratamiento indicado para los quistes odontogénicos es la cirugía para eliminarlo de forma predecible. Esto debe ser realizado por un dentista especialista en la cuestión (cirujano) como los que podéis encontrar en las Clínicas Propdental, ya que de no extirparlos correctamente, puede que aparezcan de nuevo.
    Además de destruir el hueso maxilar y de la mandíbula, el epitelio odontogénico que recubre el quiste puede evolucionar hasta convertirse en un tipo de lesión maligna. Por este motivo, es muy necesario actuar rápidamente y ponerse en las manos de un cirujano bucal o maxilofacial que tenga experiencia en el tratamiento de este tipo de quistes.
    Si tiene algún bulto sospechoso, algún tipo de dolor en los dientes o ha notado un excesivo movimiento dentario últimamente, puede acudir a cualquiera de nuestras clínicas dentales en Barcelona para comprobar que estos problemas no vienen derivados de un quiste odontogénico.

    DEFINICIÓN TUMORES ODONTOGÉNICO

    Los tumores odontogénicos conforman un grupo de heterogéneo de lesiones exclusivas de los huesos maxilares constituidos por proliferaciones celulares excusivas provenientes de restos tisulares de la odontogénesis.

    HISTOLOGÍA

    Son huesos de osificación membranosa Poseen dientes y en consecuencia tambien, los restos de tejidos embrionarios a partir de la formacion de estos. Están revestidos por una mucosa gingival y pueden contener restos heterotópicos de tejido glandular salivar

    TIPOS DE TUMORES ODONTOGÉNICOS

    Quienes se dedican al estudio de las afecciones de los huesos maxilares saben que, además de presentar una patología común con los restantes huesos del sistema esquelético humano, son asientos de lesiones propias, exclusivas de ellos, como los tumores odontogénicos, es decir aquellos tumores que tienen algún grado de vinculación con el aparato odontogénico o sus restos embrionarios, que quedan como residuos en maxilares y mandíbulas, por ser los únicos huesos del organismo donde se forman piezas dentarias.
    Dentro de los tumores odontogenicos tenemos:

    • Ameloblastoma uniquistico: Los ameloblastomas se subdividen en 3 subtipos: sólidos, quísticos y combinados sólido-quísticos. Los quísticos pueden ser uniquísticos (uniloculares) y multiquísticos (multiloculares), que difieren sustancialmente en el pronóstico y tratamiento.
      El ameloblastoma uniquístico es menos agresivo, requiere un tratamiento quirúrgico no invasor y presenta una tabla de recurrencia muy baja, de hasta un 10%. Se presenta en individuos mas jóvenes (segunda o tercera década de la vida) y se localiza preferentemente en la zona premolar-molar de la mandibula. Se manifiesta como una lesión radiolúcida unilocular, similar a la de un quiste odontogénico, de manera que el diagnóstico de certeza es establecido por el anatomopatólogo, luego de su extirpación.

    • Tumores odontogénicos malignos: Constituyen un grupo raro y excepcional entre las neoplasias de los maxilares en general y entre los tumores odontogénicos en particular. Se dividen como las neoplasias no odontogénicas en tumores malignos de epitelio odontogénicos; o sea, los carcinomas odontogénicos y los tumores malignos del ectomesénquima o sarcomas odontogénicos y los tumores malignos mixtos; o sea los carcino-sarcomas odontogénicos (epitelio odontogénico y ectomesénquima, ambos neoplásicos, con caracteres citológicos atípicos).

    • Carcinomas odontogénicos: Los carcinomas endostales primitivos o carcinomas intraoseos primarios son neoplasias epiteliales malignas, que se originan en residuos epiteliales que quedan en los maxilares luego del desarrollo embriológico. Cuando los mensionados residuos son de origen odontogénicos darán lugar a los carcinomas odontogénicos. Está aceptado que los carcinomas odontogénicos pueden originarse por transformación maligna de un ameloblastoma o de residuos de epitelio odontogénico proveniente del desarrollo dentario o del “tapiz” epitelial de quistes odontogénicos y que entre los tres existiría cierta diferencia en el pronóstico.

    • Ameloblastoma maligno: El ameloblastoma maligno es un neoplasia maligna que se caracteriza por presentar un patrón morfoestructural de ameloblastoma con hallazgos citológicos de malignidad, del orden de actividad mitótica inusual, hipercromatismo nuclear, ‘monstruosidades” celulares, etc. y algún crecimiento metastásico de grado variable, que comprometen seriamente la vida de los pacientes que la padecen.

    • Carcinoma intraoseo primario: Neoplasia epitelial maligna de los maxilares en la cual se debe demostrar que no existe conexión inicial con la mucosa bucal, dado que la mayoría de los carcinomas de los maxilares son carcinomas de mucosa bucal que han infiltrado hueso (invasión ósea).
      En muchos casos el estudio histopatológico no alcanza para establecer su origen real; en otros casos, muestran un patrón epitelial odontogénico mas o menos clásico del tipo plexiforme, lo que permitiría su distinción.

    • Sarcomas odontogénicos: Los tumores odontogénicos malignos de origen en el ectomesénquima son extraordinariamente raros.

    • Fibrosarcoma ameloblastico: Es, quizás, el mas frecuente de los sarcomas odontogénicos. Se trata de una neoplasia con estructura similar a la del fibroma ameloblástico, en la cual el componente ectomesenquimático presenta características histológicas sarcomatosas, mas expecíficamente fibrosarcomatosas, que rodean a bandas o islotes de epitelio odontogénicos poco activos. Se desarrollan a cualquier edad, pueden producir dolor, son recurrentes y dan metástasis preferentemente en pulmón.

    • Fibro-odontosarcoma ameloblastico: Es una neoplasia maligna del ectomesénquima odontogénico que se produce en jóvenes; presenta un gran parecido histológico al fibrosarcoma ameloblástico, aunque se distingue de él por poseer moderada actividad inductora con la producción de cantidades variables de esmalte y dentina displásica (dentinoide), formada por odontoblastos atípicos. Las metástasis son tardías y se producen también en pulmón.

    ¿QUÉ ES TRAUMATISMO FACIAL O FRACTURAS FACIALES?

    Un traumatismo facial, también llamado traumatismo maxilofacial, es cualquier traumatismo físico a la cara. El traumatismo facial puede implicar lesión de tejidos blandos, tales como quemadura, laceración, contusión o fractura de los huesos de la cara, como una fractura nasal y fractura mandibular, así como traumatismos tales como una herida ocular. Los síntomas son específicos para el tipo de lesión; por ejemplo, las fracturas pueden implicar dolor, hinchazón, pérdida de función, o cambios en las formas de las estructuras faciales.

    CLASIFICACIÓN

    Los huesos faciales comúnmente lesionados incluyen al hueso nasal (de la nariz), al maxilar superior (el hueso que forma la parte superior de la mandíbula), y el maxilar inferior (la mandíbula). La mandíbula puede fracturarse en su sínfisis, cuerpo, ángulo, rama y cóndilo.​ El cigoma (pómulo) y el hueso frontal (frente), son otros sitios de fracturas.


    A principios del siglo XX, René Le Fort trazó ubicaciones típicas para las fracturas faciales, éstas ahora son conocidas como fracturas de Le Fort I, II y III.

    • La fractura de Le Fort tipo I , también llamada Guérin o fractura del maxilar horizontal,​ implican al maxilar superior, separándolo del paladar.
    • La fractura de Le Fort tipo II , también llamada fractura piramidal del maxilar, cruza los huesos nasales y el reborde orbitario.​
    • La Fractura de Le Fort tipo III , también llamada disyunción craneofacial y fractura facial transversal,​ cruza la parte delantera del maxilar superior e implica al hueso lacrimal, a la lámina papirácea, y a la cavidad orbitaria, y a menudo implica al hueso etmoides, es la más grave.​ Las fracturas de Le Fort, que representan del 10% al 20% de las fracturas faciales, a menudo son asociadas con otras lesiones graves.
    Le Fort hizo sus clasificaciones basadas en el trabajo con cráneos de cadáveres, y el sistema de clasificación ha sido criticado por impreciso y simplista ya que la mayoría de las fracturas del tercio medio facial implican una combinación de las fracturas Le Fort.​ A pesar de que la mayor parte de las fracturas faciales no siguen los patrones descritos por Le Fort de forma precisa, el sistema todavía se utiliza en la clínica para clasificar las lesiones.

    CAUSAS

    Los mecanismos de lesión como caídas, agresiones, lesiones deportivas y accidentes de vehículos son causas comunes de traumatismos faciales en los niños, así como en los adultos. Contusiones por asaltos, golpes de puños u objetos, son una causa común de lesión facial. El traumatismo facial también puede ser el resultado de lesiones de guerra tales como disparos y explosiones. Ataques de animales y lesiones relacionadas con el trabajo, tales como los accidentes de trabajo son otras causas. El traumatismo vehicular es una de las principales causas de lesiones en la cara. El traumatismo comúnmente ocurre cuando la cara golpea una parte del interior del vehículo, tales como el timón. Además, las bolsas de aire pueden causar abrasiones en la córnea y laceraciones (cortaduras) en al cara cuando se despliegan.



    SIGNOS Y SÍNTOMAS

    Las fracturas de los huesos faciales, al igual que otras fracturas, pueden estar asociados con el dolor, moratones y la hinchazón de los tejidos circundantes (tales síntomas también pueden ocurrir en ausencia de fracturas). Las fracturas de la nariz, la base del cráneo, o el maxilar pueden estar asociados con profusas hemorragias nasales.

    PREVENCIÓN

    Las medidas para reducir el traumatismo facial incluyen leyes que hacen cumplir el uso del cinturón de seguridad y la educación pública para aumentar la conciencia sobre la importancia de los cinturones de seguridad y cascos de motocicleta. Los esfuerzos por reducir el manejar bajos los efectos del alcohol son otras medidas preventivas; se han propuesto cambios en las leyes y su aplicación, así como los cambios en las actitudes de la sociedad hacia la actividad. La información obtenida de los estudios de la biomecánica se puede utilizar para diseñar coches con miras a la prevención de lesiones en la cara.

    ¿QUÉ SON LOS FRENILLOS BUCALES?

    Los frenillos son unos pliegues de la mucosa que unen dos superficies contiguas, y que en determinadas situaciones pueden causar problemas ortodóncicos, fonéticos, periodontales y protésicos, debido a variaciones en su forma, tamaño y posición. Según su localización se clasifican en:
    1. Frenillo labial superior
    2. Frenillo labial inferior
    3. Frenillo lingual

    ¿QUÉ PROBLEMAS PUEDEN PRODUCIR LOS FRENILLOS?

    Frenillo Labial Superior Cuando el frenillo labial superior es demasiado grueso y se inserta demasiado abajo (cerca de los incisivos), puede producir una separación anormalmente grande entre los incisivos superiores, así como, en casos extremos, dificultad para mover el labio superior. Esta separación entre los dientes ocasiona además alteraciones de la fonética del paciente produciendo un sonido balbuceante o de silbido por causa del espacio existente, aunque este problema ocurre en casos muy severos.
    Frenillo Labial Inferior El frenillo labial inferior ocasiona muchas menos alteraciones que el superior, entre las que destaca la retracción gingival y la gingivitis, debido a la imposibilidad del paciente en hacer una higiene bucal correcta.
    Frenillo Lingual El frenillo lingual puede ser excesivamente corto, produciendo una serie de alteraciones que van a dificultar el desarrollo normal del niño:
    1. Alteraciones del lenguaje y del habla
    2. Dificultades en la lactancia y deglución
    3. Alteraciones en relación con la prótesis

    ¿CÓMO SE CORRIGE LA PATOLOGÍA DE LOS FRENILLOS?

    Se corrige mediante intervención quirúrgica que consiste en la eliminación total del frenillo y de su inserción (frenectomía) o reubicando la inserción del frenillo en una posición normal (frenotomía).
    Si después de la cirugía del frenillo labial superior no se consigue el cierre del espacio entre los incisivos superiores, se requerirá tratamiento de ortodoncia.